Cambio radical

A toda costa necesitamos un cambio radical y rápido

Cambio radical

Como en la película “No mires arriba” de Leonardo Dicaprio, les caía un meteorito gigante y los gobernantes de todos los países sabían que iban a morir todos, pero no lo decían. Simplemente decían: “no mires arriba”.

¿Es justo vivir felices en la indiferencia y ser feliz?  ¿Y Vivir en la mentira? Porque hay muchos hipócritas. Y todo lo nuevo les espanta, pero a quienes prefieren avanzar y adaptarse a los nuevos progresos en ciencia y sociedad, cada vez somos más, cada persona puede hacer algo por el medioambiente y eso debería hacer sentirse orgullosos y no mirar hacia otro lado.

Hay buenas noticias, los combustibles fósiles están en vías de extinción, lo sé de buena tinta, tengo mis fuentes, la sociedad ha entendido que lo que está en la tierra se deja en la tierra, y con eso ya bastaría para no tener emisiones de contaminantes. En España están cerrando centrales nucleares y de carbón, somos modelos en lo que se tienen que hacer respecto al medioambiente. Como por ejemplo lo que se hace con el hidrógeno verde (que lo han probado en Mallorca combinándolo con paneles solares para producirlo), funciona y resulta lo pueden hacer pasar por los conductos que ya tenemos del gas. Tenemos la mejor energía gracias a nuestro clima, y el sol. Deberíamos exportarlo primero a España, luego a Europa, hay quien ya ha tenido a esa idea, la India también lo puede producir, y Alemania también sigue nuestro ejemplo y lo exporta.

Por otro lado, también tenemos el ejemplo de “Las larvas” para hacer desaparecer los residuos orgánicos, y las ostras limpiadoras para el mar menor.

La Europa moderna se independiza energéticamente, aunque lentamente. Lo ideal sería que para el 2030 (2060 está muy lejos) fuera un límite y se autoimpusiera con el fin en Europa de independencia energética completamente.

Pero necesitamos más que hacer para las familias, por ejemplo, que la energía fuera un bien tipificado en las constituciones, como un derecho fundamental y un derecho humano. Así como tener derecho a:

  • A no tener frio
  • A poder ver en casa y a cualquier hora
  • A calentar la comida y el agua
  • A poder asearnos con agua
  • Reciclar nuestros residuos
  • A poder tener información veraz y objetiva por la prensa

Se sigue utilizando el plástico, pero se está recogiendo también para reciclarlo, cosa que antes no se hacía. Nosotros podemos reciclarlo tirándolo a los contenedores, pero los comercios nos lo deberían poner más fácil a la hora de comprar los productos.

Desde mi punto de vista los niños y adolescentes han de estar estar bien informados de que se está haciendo y hacia dónde vamos, para cuando ellos se independicen de sus padres y así poder hacer más por el planeta, con cosas como:

1.No comer por comer, sino comer sano

2.Seguimos en emergencia climática y de biodiversidad

3.Cada central nuclear es una bomba, y los residuos los lanzan al mar, lo sabemos bien por la guerra de Ucrania

4.La independencia energética que consigamos harán que bajen los precios, porque no dependeremos de otros países. Así no nos podrán presionar, somos ricos en alimentación, pero no lo único que hay que cuidar.

5.Se matan a los toros, y también a las ballenas

6.Hay que proteger a las focas, las abejas, y a todas las especies en peligro de extinción

7.Ir a votar siempre

8.Vigilar nuestra huella de carbono, con todos unidos se puede hacer algo grande

El objetivo es el cambio radical que necesitamos, como objetivo de los gobiernos, plantando cara a las grandes empresas y a gobiernos mal gobernados (por intereses económicos y leyes injustas); a ellos ponerles aranceles, presionando su economía, fiscalidad, y por no querer cambiar.

Algunos de nuestros enemigos son: Las enfermedades infecciosas como el Covid, falta de agua, desnutrición, y la contaminación, … Los países desarrollados pueden hacer más para mejorar estos inconvenientes, y enseñar a los subdesarrollados a empezar bien, con energías limpias.

 

Montserrat Gálvez Ramírez

Sense comentaris

Publica un comentari